MARTIN PAWLEY

Galicia Turismo Rural   |   11 Agosto 2022   |   Descubre Galicia Naturaleza Turismo rural Galicia

MARTIN PAWLEY es el gallego que nombró a una Estrella Rosalía de Castro; y además, es el apodo con que firma este divulgador científico, miembro directivo de la Agrupación Astronómica Coruñesa IO y coordinador del grupo de trabajo sobre contaminación lumínica. El alias hace referencia al joven personaje del film Centauros del Desierto, de John Ford, que conseguía mantener su candor, a pesar de la dura vida que le rodeaba.

Martin, hombre de verbo fácil, apasionado pero pausado, certero con las palabras y acertado en el análisis, de retórica poética y sensatez aldeana, celebra con orgullo que la Asociación Astronómica Coruñesa IO, cumple dos décadas siendo la agrupación del sector con la mayor masa social de Galicia y está entre las diez primeras de España.

Narrador incansable, hiló para nosotros relatos contundentes acerca de Rosalía y el Cosmos, sobre el Fuego, la Despoblación Rural y la Noche con su Cielo como recurso turístico sostenible.  He aquí su transcripción resumida en los siguientes párrafos.

Martin Pawley, orador en un reciente acto público.

ROSALIA DE CASTRO Y EL RÍO SAR, ESTRELLA Y PLANETA DEL FIRMAMENTO

En 2019, la Unión Astronómica Internacional, entidad que agrupa a astrónomas y astrónomos profesionales de todo el planeta (13.000 personas), cumplía cien años. Entre las iniciativas  de aquel año estaba la campaña Name Exoworld (Nombra Exoplaneta), en la que seleccionaron un grupo de 112 estrellas sin nombre, con un exoplaneta descubierto a su alrededor. Asignaron una estrella a cada país, 112 estrellas para 112 países, y convidaron a las entidades astronómicas de cada uno, a proponer nombres para esas estrellas. Los criterios eran que las nomenclaturas representasen valores de diversidad cultural significativos.

En España hubo varias entidades que propusieron diversos nombres, y desde la Agrupación Coruñesa IO, un servidor propuso el nombre de Rosalía de Castro para una estrella. En cuanto a su exoplaneta, los miembros de la Asociación pensamos en topónimos que tuvieran relación con la vida y obra de Rosalía. Comenzamos por el río Sar y dejamos en bandeja otros posibles como Laíño, Lestrove, Bastabales, de cara a futuros exoplanetas que en su entorno pudieran existir.

 

ROSALÍA DE CASTRO, NOMBRE POR EXCELENCIA DE LA CULTURA GALLEGA

Rosalía es, sin duda, la figura fundamental de las letra gallegas, el valor más exportable que tiene Galicia, una escritora que hizo una labor extraordinaria como creadora, pero también una mujer adelantada a su tiempo. Su obra ensayística, narrativa y poética tiene un discurso claramente feminista. En ella podemos ver también a la dama y señora que puso en valor y defendió el paisaje natural gallego, siendo así una ecologista precoz para su época.

 

LA NOCHE Y EL PAISAGE CELESTE EN ROSALÍA

Debemos darnos cuenta que la mitad de nuestras vidas transcurren de noche.  De forma absurda, en las últimas décadas venimos negando la existencia de la noche, pretendiendo convertir la noche en día, obsesión capitalista y grotesca que resulta una maldición para el planeta y la humanidad.

En la época de Rosalía eso no pasaba. Para cualquier creador o creadora del siglo XIX, la noche estaba presente en sus creaciones, porque formaba parte de sus vidas.  

La obra de Rosalía está llena de referencias a la noche y al paisaje celeste, a la luna, las estrellas, los anocheceres, las noches oscuras, con estrellas que brillan marcando el camino; y es natural que las hubiera, porque en la época no había contaminación lumínica, y el paisaje de las estrellas formaba parte del día a día de las personas. Era un paisaje con el que convivían.

 

LA NOCHE Y EL CIELO COMO RECURSO TURÍSTICO SOSTENIBLE PARA EL RURAL

La noche, es un tiempo diferente que deberíamos aprovechar más y mejor, porque el paisaje natural es distinto, no solo por el cielo, también por la tierra. No hay los mismos animales de día que de noche. No está igual la flora de día que de noche. No huelen igual las plantas. La noche es otro dominio para la vida, tiene valores diferentes que se pueden gozar y disfrutar. Se puede promocionar la noche no acabando con ella. Intentar convertir la noche en día, es un disparate, pero sobre todo, una agresión ambiental.

El Paisaje de la Noche y del Cielo es una posibilidad más de desarrollo turístico sostenible para el rural. Hay gente que observa pájaros de noche, que busca murciélagos, mariposas nocturnas, etc. Ahora bien, para promocionar la noche, debemos proteger la oscuridad de la noche. Así, los visitantes sabrán que después del día también hay un panorama y una vida por descubrir, más allá de la vida urbana nocturna, a la que estamos acostumbrados.

 

REFLEXIONES DE UN CIUDADANO PARA MITIGAR EL FUEGO Y LA DESPOBLACIÓN RURAL

Infelizmente, non existen las soluciones mágicas. Son asuntos complejos que requieren soluciones sensatas. Deberíamos poner la vida del bosque en valor y tener en cuenta a la gente que vive en sus contornos. El problema es complicado y va ir a más, entre otras cosas por el calentamiento global innegable, ya predicho y alertado por los científicos, desde los años ochenta del siglo veinte, y provocado solo por la codicia humana.  

Es difícil que se pueda repoblar el rural si no hay servicios. Hay aldeas en las que ir al médico, o al comercio más cercano es una odisea, en muchos casos sin transporte público que permita resolver los traslados. A eso hay que sumar la necesidad de una electricidad estable, buen acceso digital, educación próxima y recursos económicos. Incluso deberíamos pensar en formas de desarrollo sostenible y razonable para el rural en cada caso, porque no es lo mismo Ourense que Lugo, o Coruña que Pontevedra.

 

El COSMOS NOS ENSEÑA A CUIDAR EL PLANETA

Si lo miramos desde el rural, el firmamento nos enseña un paisaje que normalmente, en las ciudades y en la mayor parte de las villas donde vivimos, está borrada, porque la luz artificial nos la roba, porque esas villas y ciudades, al estar iluminadas en demasía, nos privan de ver un paisaje necesario, al que tenemos derecho. Por lo tanto excluir el cosmos de nuestra visión, es una injusticia. Toda esa magnificencia sobre nuestras cabezas cada noche, esos cientos de miles de millones de galaxias, con cientos de miles de millones de estrellas cada una de ellas, nos enseñan que si todos nos comprometemos a reducir la contaminación lumínica, ya le estamos haciendo un gran favor al planeta.

Y como colofón, permitidme proponer para el próximo viernes 12 de agosto por la noche, que la gente tome el móvil, grabe el video del cielo y lo comparta, pero después, que lo guarde y se dedique a contemplar la luna y las estrellas.

Desde FEGATUR (Federación Galega de Turismo Rural), agradecemos a Martin Pawley su generosidad por compartir su tiempo y sus conocimientos con nosotros. ¡Gracias Martin!